¿Quién fue Fernando Díaz?

A lo largo de su corta historia, el Club Deportivo Universidad de Concepción tuvo muchos entrenadores. Algunos dejaron mayor y otros menor huella en el club, pero si hay alguien que coincidió con el mejor momento futbolístico de nuestro club, ese fue Fernando Díaz.

Este entrenador, quien comenzó su carrera como preparador en las divisiones menores de la Universidad Católica y que luego unió sus caminos con Manuel Pellegrini como su ayudante técnico en la Liga Deportiva Universitaria de Quito (Ecuador), donde obtuvieron el campeonato ecuatoriano; tomó riendas de nuestro club en el 2003, durante nuestra primer aventura en la Primera División chilena.

Al llegar a nuestro club reclutó a varios jugadores jóvenes que observó en las divisiones menores y que destacaron inmediatamente, como Jorge Valdivia, Jean Beausejour, Luis Pedro Figueroa, Andrés Oroz, entre otros tantos.

Durante esa temporada, el Club Universidad de Concepción ganaría el campeonato acumulado, clasificando de esa manera a la Copa Libertadores de América por única vez en nuestra historia. A su vez el equipo se destacaría por tener la delantera más efectiva, además de lograr mantenerse invicto durantFernando Díaze 14 fechas.

Tras este gran año, Fernando Díaz se iría a dirigir al Cobreloa en lo que él consideraría un paso adelante en su carrera. A lo largo de los siguientes años cambiaría de equipos durante hasta 6 oportunidades (incluido un paso fugaz por la Universidad Católica de Ecuador) y conseguiría un título de Primera División con la Unión Española. No sería hasta el 2012 cuando regresaría a nuestro club.

En esta ocasión los resultados no serían los esperados ya que llegaría como el potencial salvador de un descenso que, a la postre, no se conseguiría evitar.

Luego de este varapalo, se fue a dirigir a Guatemala por un año hasta su retorno a nuestro país en el 2014.

Actualmente se encuentra dirigiendo al Ñublense en la Primera División B de Chile.

Sus equipos siempre se destacaron por su orden, posesión del balón, reconversión y volumen ofensivo; paradigmas del fútbol pregonado por Fernando Díaz.